A modo de comienzo, la primera chispa.

Como todo comienzo tiene algo de azaroso e imprevisible y este no puede dejar de serlo. Es un cúmulo de fuerzas indescriptibles y caóticas en continua expansión sin un rumbo fijo. Como aquellas que dieron origen a nuestro universo. Que no se mal entienda, no quiero hacer un paralelismo con un “creador” o compararme con las fuerzas cósmicas. De hacerlo estarían en todo su derecho en llamar al neuropsiquiátrico más cercano para que me den captura. De lo que se trata de dar cuenta aquí es de los actos fortuitos que no poseen un destino prefijado.

Esa primera chispa fue disparada por distintas inquietudes y otras tantas tonterías de pensamientos trasnochados. Todas poseen un origen diverso pero logran conformar ese todo continuamente cambiante. Así será este blog, un caos en continua búsqueda de un orden en el que no parecerá existir un hilo conductor.

El contrato de lectura sufrirá horrendas mutaciones, se violaran las reglas y el buen gusto. Muchas veces se cometerá el peor de los pecados: el uso indiscriminado de la primera persona. Se intercalara el lenguaje académico con el vulgar y soez. Lo temas podrán ser de los más variados: música, deportes, cine, video juegos, algo de actualidad, la vida interclaustros, la vida amorosa, viajes (los normales y los lisérgicos), algo de filosofía barata en zapatos de moda, lo que de.

Volviendo al azar del que se hablo más arriba. El nombre de la criatura llego por él. Luego de tanto buscarlo, de varias idas y vueltas surgió como si una musa hablara a mi oído. Aunque para ser sinceros esa musa sabía usar Facebook y le gustaba la música. Y en gran parte ese será el hilo conductor, la música. Esa es la gran constante del  universo, todo tiene un ritmo,su propia  melodia. ¿No se dieron cuenta que las estrellas cantan? Solo tienen que usar sus radios para escucharlas.

Espero que disfruten y sufran tanto este blog como yo.

Sacar belleza de este caos

Es virtud

O no?

Gustavo Cerati-Deja vu

Anuncios