Say you,say me.

El problema de la autodefinición, tema complicado si los hay. Lo es aun más cuando uno es sumamente crítico consigo mismo. Voy a tratar de ser benévolo esta vez.

Un tremendo pesimista que cree en la posibilidad de que todo se pueda hacer de una forma diferente. Un creyente que deposita su fe en las posibilidades reales de las concreciones de las utopías. En fin, un tonto con una mirada muy romántica e inocente de la vida.

Siempre cerca de la locura absoluta, pero lo suficientemente cuerdo para vivir en esta sociedad (si es que eso sea realmente posible o querible). Creo que Foucault, Lacan, Freud hablaron largo y tendido sobre esto. O tal vez no. La cuestión es que nadie puede decir que es completamente normal. Yo desconfiaría totalmente de aquella persona que diga ser normal. Y para ser sinceros, yo estoy totalmente loco.

Sumamente obsesivo, perseguido y totalmente tímido. Estas son algunas de las “virtudes” que poseo. Virtudes que me dificultan sobremanera la vida social y muchas veces me hacen pasar por antipático. Un poco duro a veces, pero nunca con mala fe. Acusado de ser tenista por devolver todo .Pero no por ello dejo de prestar un oído para quien lo solicita y aprecio las personas que hacen lo mismo. Creo profundamente en la amistad, en las personas que se juegan y en la palabra.

A pesar de todo lo que se dice de mí (agarrate Catalina porque se viene algo bien cursi) no dejo de ser ese niño inocente  que solía ser. Eso si ahora en un envase de 1,92 m.

(Uy que largo y cursi se hizo. Pero nadie los obligo a hacer click sobre mí, ahora se la aguantan)

En resumen en este blog pondré lo que se me venga en gana. Todo lo que sobreviva al fuego o al borrado previo. Todo aquello que no quede en el filtro mi obsesivo inconformismo. Creo que ya es suficiente de hablar de mí, aparte se darán cuenta de lo mal que estoy gracias a las cosas que en lo sucesivo iré publicando.

                                                                                      “Estos son mis principios.

                                                                                                             Si a  usted no

le gustan,

                                                                                                              Tengo otros….”

                                                                                                       Groucho Marx

Anuncios