Fever

Thriller portada

El otoño ha llegado a estas latitudes trayendo consigo como es habitual el descenso de la temperatura. La caída de las hojas de los árboles que pasan a transformarse en  ese manto borravino bajo nuestros pies. Los cuerpos empiezan a mostrar su timidez, por lo cual recurren a varias nuevas capas de telas para esconder cualquier  pista o rastro de piel de la vista algún curioso como los que se podían ver en la estación anterior. Nuestras camas pasan a ser ese calido refugio ante la brisa que se va tornando gélida. Pero como dicen por ahí no todo es color de rosa ya que le precien llegada estación trae uno de lo primeros flagelos del año: alergias, gripe y con esta ultima la molesta/tortuosa fiebre.

Trajes Hazmat para estar a la moda.

Trajes Hazmat para estar a la moda.

Se pueden hacer varias cosas para evitar resfriarse en estos tiempos: abstenerse de cualquier contacto humano construyendo un perímetro alrededor de nuestra morada con carteles que disuadan a cualquier ser de acercarse, los letreros en letra bien clara avisaran lo bien entrenados que están los rottweilers en las artes de despanzurrar entrometidos. En caso que no quede otra que salir al sol se pueden comprar un traje Hazmat nivel A, pero si uno lo piensa bien no es muy practico a la hora de sacar la SUBE para pagar el bondi. Existe otra alternativa menos engorrosa, la de usar barbijo. Pero con esta no va a faltar que alguna persona nos increpe por tratarlas como un virus con patas o que algún desprevenido nos confunda con un personaje de Mortal Kombat y que nos desafíe a un encuentro a muerte.

Todos sabemos que es más fácil salvarse de sufrir un mordisco de un

Estas igual.

Estas igual.

zombie, así lo demuestra el documental The Walking Dead, que de caer en las fauces de una fuerte gripe. Por más que intentemos huir de esta siempre nos atrapa. Nunca faltara aquella persona que nos bendecirá con su lluvia de gotitas de flügge que luego de depositarse en nosotros nos hará acreedores, tiempo después, de unos cuantos grados de fiebre.

Hay varias formas de sobrellevar el malestar que produce sentirse aletargado y afiebrado. Una de ellas es relajarse en la cama, seguramente esta estará rodeada de medicamentos, escuchando buena música. Esta a su vez puede reflejar las distintas etapas por las cuales pasamos cuando estamos en este estado. Es por esa razón que la elección de los temas que verán a continuación.

bullet for my valentinePrimera etapa-Tema: Fever de Bullet for My Valentine del disco del 2010 llamado Fever.

El malestar comienza a apoderarse y resuena en nosotros como un poderoso tema de heavy metal. Retumba en nuestras cabezas y la temperatura supe sin control. Nuestra garganta se siente igual de rasposa que la de aquel cantante de rock que mete mal una nota alta. Nuestras maldiciones hacia la llegada del resfrío se escuchan tan atentamente como los solos de guitarra: “Es caliente como el infierno aquí (…) Y mi cabeza está a punto de explotar (…) Puedo sentir la fiebre, tomando el relevo (…) ¿Puedes ver la fiebre, el poder sobre mi?”

Madonna FeverSegunda etapa-Tema Fever cantado por Madonna en el disco Erótica 1993.

Aquí llegan a nuestro rescate los medicamentos y el cuidado de algún alma caritativa. Nos vemos rodeado de lapsus de amor, de alucinaciones provocados por los fármacos y las altas temperaturas. Las largas horas dentro de la cama tapados hasta la nariz son cita obligada. Nuestro mayor esfuerzo constara en agarrar el control remoto, acomodar nuestras almohadas, levantar  pañuelos y de algún que otro arrumaco. Dentro de nuestros “sueños” escucharemos: “Me das fiebre (…) Cuando pones tus manos a mi alrededor, Me da una fiebre que es difícil de soportar (…) Me das fiebre, cuando me besas, Fiebre cuando me abrazas fuerte, Fiebre en la mañana, Fiebre toda la noche”.

Saturday-Night-Fever-Tercera etapa-Tema Night Fever  The Bee Gees del año 1978.

Los síntomas nos van abandonando y ya queremos salir corriendo a adueñarnos de las pistas. Poco importa que todavía estemos en recuperación y ya nos sentimos un campeón como  Tony Manero. Obviamente no seriamos tan audaces como él para ponernos esas llamativas camisas pero seguro que diríamos: “Escucha la tierra, hay un movimiento por todas partes, Hay algo que va cayendo y puedo sentirlo (…) Hay un baile allá afuera”. Es así como le damos una calida despida a la molesta fiebre.

Anuncios