Somos del grupo los Salieris de Michael, le robamos melodías a él.

Con solo hacer un pequeño repaso a vuelo de pájaro sobre  la industria musical podemos notar que ella no es muy afecta a la innovación .Esta suele apostar  al camino seguro y arduamente transitado por otros, lo cual  genera un sendero musical trillado en el que se apela a fórmulas de antaño con algunos lavados de cara.

Esto no es nuevo pero se hace más evidente en estos últimos años  al observar que las leyendas de la música han abandonado este plano de la existencia a oleadas. Es ahí mismo donde las discográficas no solo ven la oportunidad de poder lucrar con la salida de nuevos álbumes inéditos de sus estrellas recientemente muertas, a su vez ponen en marcha sus “laboratorios científicos”  con el fin de poder clonar aquellas figuras que fueron referentes de la industria.

También es cierto que las empresas discográficas no se sientan a  esperar pacientemente a que sus estrellas pasen a mejor vida y es por ello que rápidamente ponen manos a la obra para subirse a la ola de lo que está de moda con claras intenciones de copiar a los artistas exitosos del momento, esto les permite  obtener un rápido éxito de ventas con la menor inversión creativa posible. Es así   que no fue causa de asombro la proliferación de boys band de finales de los 80 y principios de los 90 y tampoco lo es que este fenómeno aún  se mantenga vigente aunque en menor medida.

A las bandas masculinas de adolescentes con dotes para el baile de las décadas de los 80´y 90´se le sumó el surgimiento de estrellas pop femeninas emulas de Madonna. Las empresas por medio del marketing  buscaron por todos los medios convertirlas en la nueva brillante estrella joven en el firmamento del género. Dicha iniciativa muchos años después, y con distintos niveles de éxito, se materializo en con la aparición de figuras cómo Britney Spears  o Lady Gaga entre tantas otras.

I always feel like somebody’s watching me.

Las empresas discográficas siempre han posado sus ojos sobre  Michael Jackson y obviamente no lo hacían por una supuesta profunda admiración  al talento indiscutible del rey del pop. En realidad dicha curiosidad parecía estar más cercana al de un acto de espionaje  en el que se busca recopilar información “secreta”. Una vez obtenidos los planos se procedía con posterioridad a un proceso de fabricación en masa de artistas clónicos que le aseguraran un rápido redito económico a las empresas.

La estrella  del pop a su vez fue blanco de las comparaciones por  parte medios de comunicación de los años 80,  y es por ello  que estos atizaron todo lo posible  la confrontación entre   Michael Jackson y Prince. Aunque la rivalidad entre estos dos grandes de la música tuvo algo de cierto, más allá de la búsqueda mediática,  el verdadero foco de la cuestión se posó en la intención real de la industria en apostar a una receta que le asegurase producir artistas exitosos dentro del género de moda. Este fenómeno de marketing proliferó en aquella década a modo tal que algunos músicos eran más un producto perecedero que “artistas reales”, a modo tal que muchos de ellos se convirtieron en simples hacedores de one hit wonders o excelentes promotores de merchandising .

Todo me sirve, nada se pierde, yo lo transformo.

A través de los años la industria de la música ha dado  muestras  de estar muy ceñida a el postulado ley de conservación de la materia y esto ha generado que en aún en la actualidad se apele a la búsqueda del éxito comercial mediante a la  copia de artistas de otras épocas.

Es común que en el presente nos encontremos escuchando un  tema de la nueva estrella del momento en la radio, o en cualquier otro medio en el cual no se pueda ver al intérprete, y esta nos haga surgir un nombre que no se ajuste con el cantante que ejecuta el acto. Y esto se hace más difícil aun cuando el cantante en cuestión imita los rasgos estéticos de otro artista  cómo lo hace The Weeknd  en el videoclip “I Feel It Coming” , inmediatamente allí nos veremos  obligados a frotarnos los ojos mientras participamos del  juego de encuentre las siete diferencias . Ya sea solo escuchándolo o solo viéndolo el cantante canadiense hace todo lo posible para hacer uso y abuso de los yeites Michael.

Detenerse exclusivamente en el caso The Weeknd  puede ser un poco injusto ya que muchos otros han hecho caminos similares en las artes de la imitación cómo

Omarion, Justin Bieber, Jason Derulo, Ne-Yo, Chris Brown y Usher. A esta lista podríamos agregarles muchos integrantes  más aunque con alguno de ellos  deberíamos ser un poco más  justos  ya que aun tomando  cosas prestadas del rey del pop, cómo Bruno Mars y Justin Timberlake, no se quedaron en un proceso de pura copia que les impidiera poner su sello propio a aquello que hacen.

Con todo lo dicho el panorama puede  parecer un poco desolador pero suerte no lo es tanto ya que nuevas y originales propuestas musicales surgen día a día cual reacciones nucleares que modifican de manera sutil un mercado plagado de imitadores.

Fever

Thriller portada

El otoño ha llegado a estas latitudes trayendo consigo como es habitual el descenso de la temperatura. La caída de las hojas de los árboles que pasan a transformarse en  ese manto borravino bajo nuestros pies. Los cuerpos empiezan a mostrar su timidez, por lo cual recurren a varias nuevas capas de telas para esconder cualquier  pista o rastro de piel de la vista algún curioso como los que se podían ver en la estación anterior. Nuestras camas pasan a ser ese calido refugio ante la brisa que se va tornando gélida. Pero como dicen por ahí no todo es color de rosa ya que le precien llegada estación trae uno de lo primeros flagelos del año: alergias, gripe y con esta ultima la molesta/tortuosa fiebre.

Trajes Hazmat para estar a la moda.

Trajes Hazmat para estar a la moda.

Se pueden hacer varias cosas para evitar resfriarse en estos tiempos: abstenerse de cualquier contacto humano construyendo un perímetro alrededor de nuestra morada con carteles que disuadan a cualquier ser de acercarse, los letreros en letra bien clara avisaran lo bien entrenados que están los rottweilers en las artes de despanzurrar entrometidos. En caso que no quede otra que salir al sol se pueden comprar un traje Hazmat nivel A, pero si uno lo piensa bien no es muy practico a la hora de sacar la SUBE para pagar el bondi. Existe otra alternativa menos engorrosa, la de usar barbijo. Pero con esta no va a faltar que alguna persona nos increpe por tratarlas como un virus con patas o que algún desprevenido nos confunda con un personaje de Mortal Kombat y que nos desafíe a un encuentro a muerte.

Todos sabemos que es más fácil salvarse de sufrir un mordisco de un

Estas igual.

Estas igual.

zombie, así lo demuestra el documental The Walking Dead, que de caer en las fauces de una fuerte gripe. Por más que intentemos huir de esta siempre nos atrapa. Nunca faltara aquella persona que nos bendecirá con su lluvia de gotitas de flügge que luego de depositarse en nosotros nos hará acreedores, tiempo después, de unos cuantos grados de fiebre.

Hay varias formas de sobrellevar el malestar que produce sentirse aletargado y afiebrado. Una de ellas es relajarse en la cama, seguramente esta estará rodeada de medicamentos, escuchando buena música. Esta a su vez puede reflejar las distintas etapas por las cuales pasamos cuando estamos en este estado. Es por esa razón que la elección de los temas que verán a continuación.

bullet for my valentinePrimera etapa-Tema: Fever de Bullet for My Valentine del disco del 2010 llamado Fever.

El malestar comienza a apoderarse y resuena en nosotros como un poderoso tema de heavy metal. Retumba en nuestras cabezas y la temperatura supe sin control. Nuestra garganta se siente igual de rasposa que la de aquel cantante de rock que mete mal una nota alta. Nuestras maldiciones hacia la llegada del resfrío se escuchan tan atentamente como los solos de guitarra: “Es caliente como el infierno aquí (…) Y mi cabeza está a punto de explotar (…) Puedo sentir la fiebre, tomando el relevo (…) ¿Puedes ver la fiebre, el poder sobre mi?”

Madonna FeverSegunda etapa-Tema Fever cantado por Madonna en el disco Erótica 1993.

Aquí llegan a nuestro rescate los medicamentos y el cuidado de algún alma caritativa. Nos vemos rodeado de lapsus de amor, de alucinaciones provocados por los fármacos y las altas temperaturas. Las largas horas dentro de la cama tapados hasta la nariz son cita obligada. Nuestro mayor esfuerzo constara en agarrar el control remoto, acomodar nuestras almohadas, levantar  pañuelos y de algún que otro arrumaco. Dentro de nuestros “sueños” escucharemos: “Me das fiebre (…) Cuando pones tus manos a mi alrededor, Me da una fiebre que es difícil de soportar (…) Me das fiebre, cuando me besas, Fiebre cuando me abrazas fuerte, Fiebre en la mañana, Fiebre toda la noche”.

Saturday-Night-Fever-Tercera etapa-Tema Night Fever  The Bee Gees del año 1978.

Los síntomas nos van abandonando y ya queremos salir corriendo a adueñarnos de las pistas. Poco importa que todavía estemos en recuperación y ya nos sentimos un campeón como  Tony Manero. Obviamente no seriamos tan audaces como él para ponernos esas llamativas camisas pero seguro que diríamos: “Escucha la tierra, hay un movimiento por todas partes, Hay algo que va cayendo y puedo sentirlo (…) Hay un baile allá afuera”. Es así como le damos una calida despida a la molesta fiebre.

Domino Dancing

Antes que nada debo hacer una confesión, el género conocido como música disco nunca fue de mi agrado .Durante años he tratado de tener algún tipo de acercamiento pero siempre me produce cierto rechazo. A pesar de ello no puedo negar que grandes artistas han incursionado por las aguas de la música disco. Menos puedo negar que haya cierta herencia genética en los artistas de nuestra época, una que se puede ver en la superficie, en las texturas de los sonidos.

Por eso en este post  aparecen algunos artistas que coquetean con el género que mencione. Todos lo hacen de maneras diferentes, algunos desde el más clásico pop, otros lo hacen condimentado con algo del funk y alguno por ahí suma todos estos ingredientes agregándole a la preparación algo de soul.

Obviamente todos toman prestado cosas de muchos lares. No deja de haber ciertos préstamos o hibridaciones, pero todas estas tienen cierto plus que le da lo nuevo. Todos tienen en común un origen de aquellos lejanos años setenta donde los pantalones pata de elefante, las camisas y las luces en la pista de baile eran furor.

La cuestión estética en los videos es otro de los factores que arman una especie de unidad temática en este post. Las luces, la indumentaria y los pasos de baile también nos retrotraen a aquella época donde John Travolta hacia sus primeras apariciones de la mano de Tony Manero. Lo que importa aquí es disfrutar de esos ritmos que nos harán mover el cuerpo y tararear sin que nos demos cuenta que su raíz proviene de la música disco. Un género que por suerte solo aparece en ciertas pinceladas o matices en la superficie de otros.

Cee Lo Green: “Bright Lights Bigger City” de su tercer disco del año 2010 llamado The Lady Killer.

Este tema a mi entender es el que con más géneros coquetea. También es verdad que este artista es realmente ecléctico en su carrera, por eso esta creación no puede escapar a ello. Pero si se sigue la línea del bajo no hay dudas que en su ADN se puede encontrar los rastros de la música disco.

Un tema tranquilito que muy de apoco nos invita a seguir el ritmo con nuestros cuerpos .No moveremos nos brazos de forma frenética, ni  señalaremos con nuestros índices a las personas que nos rodean. Pero les puedo asegurar que encontraremos el groove que nos pone en onda.

Justin Timberlake: “Rock Your Body” del disco del año 2002 Justified.

El camaleónico ex integrante de ‘N Sync aparece aquí con un buen tema, a mi pesar tiene varios, con el cual incursiona por varios estilos(o géneros).Muy logrado y lo acompaña un video de una impecable factura. Cada tanto este tema se lo puede escuchar en cualquier “boliche”. No hay forma de evitar seguir su ritmo con alguna parte de nuestro cuerpo.

Jamiroquai: “Little L”  canción del disco llamado A Funk Odyssey del año 2001.

No creo que haga falta hacerle un ADN para averiguar cuales son los orígenes de este tema. El tema deja todo muy claro desde el comienzo. Mucho ritmo, mucho baile y mucho talento hay puesto en este gran tema del señor Jay.

No conozco ser humano que se pueda resistir al ritmo que propone este gran artista. Tema para seguir no solo con nuestras voces y pasos, las palmas también se agregan a los compases. Efectivo por donde se lo mire.

Bonus Track

Madonna: “Hung Up” del disco Confessions on a Dance Floor del año 2005.

El fácil reconocer el sampleo de la canción  Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight) de Abba. Una vez dicho esto queda más que claro de que va el tema, creo que no es necesario acotar nada más y menos de la señora. A disfrutarlo se ha dicho.

(All day, all day) Watch them all fall down
(All day, all day) Domino dancing
(All day, all day) Watch them all fall down
(All day, all day Domino dancing).

Pet Shop Boys-Domino Dancing