Hail to the king, hail to the one. Final Fantasy XV: Kingsglaive.

final-fantasy-xv-portadaHay un par de cosas en la vida de las cuales es difícil hablar y una de ellas  es sobre la muerte ya que esta despierta ciertas sensibilidades afectivas. La otra no menos compleja de tocar es el tema de las adaptaciones cinematográficas de video games. Es difícil despojarse de preconceptos ya que por norma las producciones fílmicas que tienen como origen historias extraídas de los games suelen rondar entre la mediocridad o el desastre absoluto y muy pocas de ellas escapan a estos parámetros.

nyx-ulricFinal Fantasy XV: Kingsglaive es parte de ese universo expandido que ideo Square Enix que servirá de prologo para el juego que saldrá al mercado para PlayStation 4 y Xbox One en noviembre de este año. La historia narra los hechos acontecidos antes del viaje que efectuara Noctis y se centra en el conflicto bélico que mantiene el reino de Lucis con el  imperio de Niflheim. Este último quiere apoderarse del único territorio que aún no han podido anexar gracias a los poderes mágicos que se desprenden del Crystal que se encuentra en el centro de la ciudad de Insomnia que le sirven de escudo para repeler cualquier tipo de ataque de la nación rival. Lugo de años de interminables batallas se llama a un alto al fuego y se inician negociaciones para firmar un tratado de paz.

publicidadEl peso de papel protagónico recae  en un joven soldado al servicio del rey Regis Lucis Caelum, rey de Insomnia, llamado Nyx Ulric. Luego de una muy escueta presentación del personaje se deja en claro que este tiene madera de héroe y que gracias a su hábil  manejo de la magia, habilidad que comparte con el monarca, liberara al pueblo de la amenaza que representa el reino de Niflheim. Obviamente que el protagonista no se encontrara solo en esta épica aventura ya que contara con la ayuda algunos miembros del equipo elite de Kingsglaive y de la otrora princesa de Tenebrae Lunafreya.

lunafreyaAl apartado técnico no hay nada que reprocharle y este es el que más se destaca en el film. Las imágenes alcanzan una belleza fotorrealista pocas veces vista y en varios tramos del largometraje uno se puede olvidar que en realidad está viendo imágenes creadas por computadora. Además la animación de los personajes es realmente fluida gracias a que estas están basadas en la captura de movimiento de actores de carne y hueso. Otras de las cosas que le dan ese toque humano es la utilización de actores de cierto renombre para el doblaje de las voces como es el caso de Aarón Paul (Breaking Bad), Sean Bean (Game of Thrones) o Lena Headey (Game of Thrones).

glaucaAhora donde la película realmente empieza a hacer agua es en el  diseño del guion. Muchos de los sucesos narrados parecen no tener una conexión lógica y lo que motiva a los personajes a actuar de tal o cual manera muchas veces queda en el absoluto misterio. Donde más se puede apreciar esto es en algunos diálogos que parecen aparecer por arte de magia sin saber el motivo y la relación que  tienen con lo que sucedió o lo que podrá suceder. Estos olvidos intentan ser subsanados con largas escenas de acción que no hacen más que aportar confusión a la trama.  En algún momento del film  aparecen personajes similares a los guardianes, esas invocaciones que son marca registrada de la saga Final Fantasy, pero no nos dan pista alguna sobre sus orígenes y porque estos toman partido por uno u otro bando.

No hay dudas que es una película muy entretenida y su apartado técnico es realmente brillante. Pero también es cierto que posee muchas inconsistencias argumentales, mal de muchas películas en la actualidad, que hacen que en más de una oportunidad el espectador  se encuentre realmente perdido sin saber qué es lo que sucede. Como película es un buen prologo para un video juego y esta cierra con un post créditos que hace un link con el mismo.


Duración: 110 Minutos

Estudio: Square Enix

Dirigida por: Takeshi Nozue

Guion de: Takashi Hasegawa

Reparto: Aarón Paul es Nyx Ulric, Sean Bean es Regis Lucis Caelum CXIII, Lena Headey es Lunafreya Nox Fleuret .

El “Bad Motherfu%&$ª” Hardcore Henry

Harcdore Henry portada en elcomienzo

Si alguna vez te preguntaste como sería rodar una película entera en un formato de primera persona vale decir que  esta interrogante  ha sido respondida ya en varias ocasiones en el mundo del cine. Para ser más exactos con la terminología a esta forma de filmar se la llama cámara subjetiva y ha sido usada en varios filmes desde los rodados por Hitchcock hasta el inflado largometraje  “El proyecto de la Bruja de Blair”.

Ilya Naishuller (Director) Andrei Dementiev (Henry)En el año 1947 en las salas de cine se exhibía el film basado en una novela de Raymond Chandler llamado “La dama del Lago”. La película era otros de los exponentes del clásico del film noir y tenía por particularidad haber sido rodado casi en su totalidad en cámara subjetiva. Esta no tan breve introducción se debe a que Hardcore Henry es un largometraje grabado con esta técnica pero dado los tiempos que corren hay que hacer un par de salvedades ya que los parecidos en cierto momento desaparecen.

Si hablamos de lenguaje visual y narrativo podríamos decir que este se encuentra más emparentado con los juegos de fist person shooters(FPS). Ya en la primera escena nos vemos inmersos en la perspectiva de nuestro protagonista y como es habitual en estos tipos de games nos despertamos de un sueño en el que no sabemos quiénes somos o que ha sucedido. Rápidamente nos dan un escueto briefing, en el que nos enteramos que somos un ser con implantes bionicos, y nos lanzan a una misión de turbulenta supervivencia.

Cortana Jimmy

Todo héroe necesita una motivación y el de Henry es sobrevivir y rescatar a su amada, la científica del comienzo del film, de las manos del maléfico “discípulo” de  Psycho Mantis que lleva por nombre Akan. Durante el film Henry será asistido por Jimmy  (Sharlto Copley) al mejor estilo Cortana de Halo. Constantemente nos dará pistas sobre cómo resolver las misiones que se nos vayan presentando a lo largo del largometraje y de paso a cuentas gotas nos ira develando quienes somos en realidad. En tanto a la acción esta combina elementos de los juegos  Mirror´s Edge con algunas piscas de Doom  y a veces con algunos toques en la musicalización al estilo del mítico Street of Rage.

No cabe duda que Hardcore Henry hace uso  del lenguaje utilizado en el mundo de los videojuegos y de los videoclips, el director  Ilya Naishuller utiliza muchas de las ideas vistas en los videos que realizo para la banda de Biting Elbows en los temas  “The Stampede” y “Bad Motherfucker”, y por eso cualquiera que este habituado a este podrá disfrutar de este entretenido film. En ciertos pasajes la película muestra ciertas falencias en su guion pero estas no son lo suficientemente grandes como para que el espectador que busca un film de acción trepidante abandone su butaca.

Duración: 1h 36 min

Género: Acción, aventura, ciencia ficción

Director: Ilya Naishuller

Reparto: Sharlto Copley (Jimmy), Danila Kozlovsky (Akan), Haley Bennett (Estelle), Tim Roth (el padre de Henry) , Andrei Dementiev (Henry).

¿Por qué no podemos ser amigos? Justice League vs. Teen Titans.

Justice league vs teen titans

En tónica a lo que viene sucediendo con la proliferación de producciones fílmicas de superhéroes y anti-héroes Warner Bros Animation nos trae Justice League Vs Teeen Titans. Cabe aclarar que el título en principio es un tanto engañoso.

Los Nuevos Teen TitansAños atrás Warner tomo la decisión renovar las historias de su universo de superhéroes y  dotar de una continuidad a las historias que se narran en cada uno de los films. En esta ocasión decidió hacer un link con los hechos acontecidos en Batman Batman: Bad Blood para luego así introducir a los nuevos Teen Titans. Para ello recurrió a la figura del hijo del caballero de la noche, que fue fruto de la unión de este con Talía al Ghul, Damián Wayne. El joven Wayne, ahora convertido en el nuevo Robín, gracias a su temperamento impulsivo y a su nula habilidad para trabajar en equipo pone en peligro una de las misiones de La Liga de la Justicia. Papá Bruce decide que un par de chirlos no servirán para corregir a su hijo desobediente y piensa que mandarlo a un internado sería una mejor idea. Es aquí que el mejor detective del mundo en un momento de iluminación sugiere que debería ir con los nuevos Jóvenes Titanes para que aprenda una lección.

En principio la trama parece un tanto banal pero empieza a tomar color cuando se aleja de la historia del adolescente rebelde que no tiene cabida en un grupo. Es aquí donde el personaje de Raven y la relación con su padre demoniaco Trigon, que busca dominar el mundo poseyendo los cuerpos de los integrantes de la Liga de la justicia, producen el quiebre que hacen que este film se vuelva entretenido. En el título de esta producción animada se  incluye un Vs para hacernos creer que existirá una confrontación entre dos equipos de superhéroes pero lo que en realidad aquí lo que se busca es introducir los Jóvenes Titanes al nuevo universo animado de DC. La película está bien lograda y el giro argumental es lo suficientemente interesante como para que esperemos con gusto las nuevas historias de los Teen Titans, se les recomienda quedarse luego de los títulos.

Director: Sam Liu

Duración: 1h 18 Minutos

Voces

Rosario Dawson:Wonder Woman / Diana Prince

Jason O’Mara-Batman / Bruce Wayne

Jerry O’Connell-Superman / Clark Kent

Christopher Gorham-The Flash / Barry Allen

Stuart Allan-Robin / Damian Wayne

Taissa Farmiga-Raven / Rachel Roth

Jon Bernthal –Trigon

La resurrección de la serie de Street Fighter

Street Fighter ResurrectionLamentablemente en la mente del gamer ha quedado marcado a fuego que las versiones fílmicas de sus juegos favoritos generalmente suelen rondar entre la mediocridad o el desastre absoluto. El caso más emblemático de esto es la película de Super Mario Bros de 1993.
Luego de dos muy malogradas adaptaciones, una en 1994 y otra en el 2009, los fanáticos de la saga de juego de lucha más importante de la historia veían con absoluta desconfianza cualquier intento de traer a sus personajes favoritos a la pantalla grande. Por suerte en el año 2014 surgió Street Fighter: Assassin’s Fist para cambiar un poco el panorama hasta ahora oscuro de las transposiciones de games a films. Los creadores de la serie web, Joey Ansah y Christian Howard, supieron plasmar lo que todo entusiasta del mundo de los viedeojuegos espera en una película, un buen guion con grandes dosis de acción.
Luego de un par de años sin noticias de la continuación de la gran serie del 2014 se anunció recientemente la salida de la continuación y esta llevara por nombre Street Fighter Resurrection. La misma contara los sucesos sucedidos una década después de los que se relataron en la primera entrega. Ryu y Ken se vuelven a encontrar para unir fuerzas contra una nueva amenaza. Al momento de la vuelta de Charlie “Nash”, al quien se creía muerto, varios de los luchadores del campeonato de artes marciales empezaron a ser asesinados. Es por ello que Ryu y Ken deciden ir detrás del amigo de Guile para saber que trama y para averiguar quien realmente está orquestando estos extraños sucesos.
La fecha de estreno anunciada por sus creadores es para este martes 15 de marzo y se emitirá por el servicio de Verizon de teléfonos móviles llamado go 90. Hasta ahora no se ha anunciado si se emitirá por el canal de Youtube Machinima u otro medio.

Retroceder nunca, rendirse jamás.

Retroceder Nunca rendirse jamas portada

En algún momento de nuestras vidas por razones no siempre fáciles de discernir uno se encuentra abriendo los arcones de los recuerdos y desempolvando lo que se encuentra en su interior. Esa curiosidad en esta ocasión se traslada a la búsqueda de la razones del éxito de determinado producto, en esta oportunidad derivara en un “revisionismo fílmico”.
En la lejana década de los 80´, precisamente en 1986, salió una película llamada “Retroceder Nunca, Rendirse Jamás”. En los posters de los afiches publicitarios se podía ver a un joven Jean-Claude Van Damme haciendo un split, el mismo que luego se transformara “en su sello de distinción”. La publicidad nos haría pensar en principio que el actor de oriundo de Bélgica es el protagonista de que aquel afamado film pero luego de comenzar a verlo nos damos cuenta que no es así. La historia se centra en un joven aprendiz de artes marciales llamado Jason Stillwell (Kurt McKinney) que ve como un grupo mafioso se apodera del dojo de su padre, claro está, previa paliza al dueño del local de parte de Ivan Kraschinsky el ruso ( Jean-Claude Van Damme).
Bruce Lee junto a Jason Stillwell edTal como se podía ver en Karate Kid una proliferación de dojos de karate en Estados Unidos era la norma y también lo era que un grupo inescrupuloso intentara apoderarse de él. Muchas películas de aquella época solían caer en ese lugar común en el aspecto narrativo del “genero de artes marciales”. Ya que se ha hecho mención de los lugares comunes, y en parte estos construyeron el verosímil de género, esta película los visita todos. Para empezar se relata la típica historia del aprendiz que busca redimir la humillación sufrida por su mentor y para lograrlo deberá encontrar su propio camino en el arte de la lucha como así también en el de la vida. El protagonista en pleno transitar en el sendero hacia la iluminación se encontrara con amigos y con fuertes adversarios. Pero obviamente faltan un par de condimentos para que la ensalada argumental tenga el mismo sabor que las del resto de la época. Antes de empezar a revolver la preparación se agrega a la misma una pizca de amigos con tintes humorísticos, su rival Scott también se encarga de hacer estos aportes, y un nuevo maestro de artes marciales a gusto. Para el ultimo ingrediente se eligió al mejor exponente de las artes marciales de todos los tiempos, Bruce Lee. El creador del jeet kune do decide dejar su descanso eterno luego de escuchar las suplicas del atribulado joven protagonista y accede a convertirlo en una maquina imparable de las artes marciales.
Lo anteriormente relatado despertara a más de uno una risa y a su vez se sentirán incomodos al momento de ver este film en estos tiempos modernos ya que no se encontraran en “sintonía de época”. Todo esto es sumamente normal ya que los códigos han cambiado y estos no eran cuestionados al momento que salió el film, aun así es necesario hacer foco en un par de aspectos relacionados a los lugares comunes, los estereotipos y la realización. Sobre la confección del film en el apartado técnico hay que destacar el pésimo trabajo de edición ya que en él se puede ver claros problemas de continuidad, de musicalización y en momentos se pueden ver partes de la cámara junto al boom. Pero claramente los mayores problemas surgen en el guion.
J.W. Fails (R.J. Madison) y el perro Poochie.El guion se encuentra plagado de baches argumentales como así también de estereotipos. Ejemplo de ello es la construcción de la personalidad del amigo del protagonista al que se lo llamo J.W. Fails (R.J. Madison). Su introducción nos hace acordar a como se presenta al nuevo personaje de Tomy & Daly, el perro Poochie. Igual que aquel a este se lo presenta con marcados estereotipos racistas cuasi bufonescos, es un hábil skater con dotes para el uso de la BMX que al son de la música breack dance toma un balón de básquet para hacer unas piruetas con el mismo y que luego de ello se pone a bailar. Todo lo anterior sucede casi al mismo tiempo en la introducción del personaje y solo después de ello el mismo dice su nombre, para coronar los desaciertos al momento de hacer la introducción del nuevo personaje por parte del director del largometraje hay que decir que Fails es afroamericano.
Otro punto a destacar en este film y en todos lo que se podían ver en la década de los 80´es como los mismos abordaban todo aquello relacionado con Oriente. Obviamente aún la guerra fría era una realidad visible pero este no era el único factor que dejaba su huella en el aspecto narrativo. Había otra que tenía que ver como una relación de imperialismo territorial que se derramaba sobre el ala cultural. Por ello este se reproducía en diferentes formas de expresión artística en los cuales los films no se encontraban ajenos a tal fenómeno. El mismo estaba ligado a un tipo de visión naturaliza en la cual existía una idea de un nosotros (los occidentales) con carga positiva que se encontraba en tensión con un otro que era portador de una carga negativa y amenazante, el oriental.
El autor de origen palestino Edward Said aborda esta problemática sobre conformación de las identidades, en ella argumenta que el imperialismo ha cobrado gran fuerza y en la actualidad gracias a una inversión continua durante siglos en la producción de un conjunto de representaciones sobre lo que es Oriente. Fundamentalmente estas representaciones se fundamentan en la exterioridad ya que el sentido del ser o del pertenecer es impresa por esa mirada emitida desde el Occidente por medio de autores de esta procedencia. Los mismos se encargan de hablar de Oriente y hacerlo hablar, negándole a Oriente la palabra y dotándolo de características exóticas. En ese mismo movimiento presentan esa mirada sobre Oriente como una verdad natural negando que en realidad en una construcción socio histórica, discursiva y como tal esta es una representación. El autor palestino en su libro “Orientalismo” señala que: “El orientalismo (…) es un cuerpo compuesto de teoría y práctica en el que, durante muchas generaciones, se ha realizado una inversión considerable. Debido a esta continua inversión, el orientalismo ha llegado a ser un sistema para conocer Oriente, un filtro aceptado que Oriente atraviesa para penetrar en la conciencia occidental (…) Gramsci destaca que la cultura funciona sobre la sociedad civil y en la misma se ejerce una influencia de las ideas, las instituciones y las personas por medio del consenso. Por medio de este último en una sociedad se permite que ciertas ideas sobre la realidad social y formas culturales predominen sobre otras y a esta forma de supremacía cultural el autor lo llamo hegemonía. Es precisamente por esta que el discurso sobre lo que es Oriente y lo que significa ser oriental, claramente un otro “exótico”, perdura a través de los años con gran fuerza convirtiéndose en una noción colectiva que delimita una relación de pertenencia entre un nosotros y un otro. Tampoco hay que perder de vista que este tipo de discursos sobre lo que es Oriente se producen desde los centros de poder ,que ejercen variadas formas de imperialismo, lo cual genera diversas formas de producción de un conocimiento sobre el otro de manera sesgada que habla de una realidad política de dominación cultural” .
Desaparecido en Acción y Rambo IIPor lo dicho anteriormente fácil observar las razones de que el verosímil de género haya quedado tan arraigado en el público de las películas de la década de los 80. La influencia hegemónica, que se obtiene por consenso, de los discursos construidos sobre aquello que es Oriente se transformó en sentido común de los espectadores y marco lo que era esperable ver en una producción cinematográfica, ese otro exótico tenía que poseer unas características claramente estereotipadas. Ejemplos de estos estereotipos abundan en la filmografía de los años 80, muchos de ellos están reflejados en producciones de tintes bélicos como las súper conocidas Desaparecido en Acción 1 y 2 (1985-1986) del actor experto en artes marciales Chuck Norris y en las Rambo de Sylvester Stallone. En ambas producciones continua aquella mirada sobre la existencia de un enemigo oriental infrahumano oculto en la selva, que no se ha enterado del fin de la guerra, que mantiene cautivos a aquellos benévolos occidentales que fueron a liberar esa sufrida nación.
Indiana Jones y el Templo de la Perdición 1984Las películas bélicas no eran las únicas impregnadas de Orientalismo. El intrépido arqueólogo Indianas Jones ha dado cuenta en cada una de sus aventuras de fuertes estereotipos sobre la forma de representar lo oriental. A pesar que en cada entrega los nazis eran fundamentalmente su enemigo en muchas de sus aventuras los orientales tomaban la posta de los anteriores. En “Indiana Jones y El Templo de la Perdición” (1984) es donde se hace aún más marcada esta mirada sobre Oriente. La personificación de lo que es un árabe está marcada por el sacerdote Mola Ram que ofrece sacrificios humanos para la diosa india de la Muerte. En general el árabe es representado como una persona malvada, o cuando menos sospechosa de serlo, que en todo momento tratara sacar provecho se alguna situación. Sobre las formas de como se construyen los personajes árabes en la ficción Edward Said señala: “En el cine y en la televisión, el árabe se asocia con la lascivia o con una deshonestidad sanguinaria. Aparece como un degenerado hipersexual, bastante capaz, es cierto, de tramar intrigas tortuosas, pero esencialmente sádico, traidor y vil. Comerciante de esclavos, camellero, traficante, canalla subido de tono: estos son algunos de los papeles tradicionales que los árabes desempeñan en el cine. El líder árabe (líder de indeseables, piratas e «indígenas» insurgentes) se puede ver con frecuencia chillando al héroe y a la rubia occidentales capturados (y llenos de santidad)” . Sin lugar a dudas todo lo que menciona el autor es parte del guion de la producción del año 1984 dirigida por Steven Spielberg.
Luego de este largo recorrido se puede observar las razones del éxito de “Retroceder Nunca, Rendirse Jamás”. Esta no es solo una película pochoclera de “súper acción”, es a su vez un exponente de un género atravesado por esas huellas que ha dejado el Orientalismo en lo discursivo, el cual dota a las producciones fílmicas de fuertes estereotipos. Los mismos terminan siendo naturalizados por los espectadores y se transforman en aquello que esperan ver en cada película. Esta forma de construcción discursiva hegemónica dota de verosimilitud aquello que se ve y no se cuestionan las visiones sesgadas de la realidad social. Por ello no es casual la forma que este film aborda lo oriental desde todo lugar común posible y que el malo de turno sea “el loco ruso” Ivan Kraschinsky. A pesar de todo lo anteriormente dicho, que no hay que dejar de tener en cuenta, es una película que hay que darle una oportunidad aunque más no sea para pasar un buen rato riéndose de sus groseros errores de realización y que a pesar de ellos por alguna razón bizarra sigue siendo disfrutable.

1-Said, Edward: Orientalismo. Madrid, Libertarias, 1990 p. 25

2-Ibíd. ,p. 378

“El orientalismo es-y no solo representa-una dimensión
considerable de la cultura política actual moderna y, como tal,
tiene menos que ver con Oriente que con “nuestro” mundo”.
Edward Said

Retroceder nunca, rendirse jamás.
Director: Corey Yuen
Guion : See-Yuen Ng
Protagonistas: Kurt McKinney, Jean-Claude Van Damme, J.W. Fails.
País: Estados Unidos
Año: 1986
Duración: 85 minutos

Tocaron Rock y Fox se animó, la película de Mega Man estaría a una pantalla de distancia.

Mega Man película

A días de la aparición de la mascota robótica de Capcom en Mega Man Legacy Collection la creación de Keiji Inafune vuelve a ser noticia pero esta vez por su futura aparición en un nuevo formato, el fílmico. El largometraje estará a cargo de la 20th Century Fox y el estudio Chernin Entertainment, que estuvo detrás de El Planeta de los Simios: Confrontación y Éxodo: Dioses y Reyes.
En épocas donde en la industria cinematográfica parece escasear las nuevas ideas y donde lo que prima es hacer adaptaciones de comics y videojuegos Mega Man busca hacerse un lugar dentro de lo que se llama live-action movies. Años atrás el héroe azul, también conocido como Rockman en Japon, había irrumpido en el mundo fílmico en una adaptación animada llamada Megaman X y en un muy malogrado fan film en el año 2010.
De esta forma Mega Man se unirá a otra tanda de películas basadas en videojuegos en proceso de producción, o de la reciente estrenada Hitman: Agent 47, como las ya anunciadas: Assassin’s Creed, World of Warcraft, Borderlands y de la última entrega de las aventuras Alice en Resident Evil: The Final Chapter. Todos los fans del androide azul esperan que lleven a buen puerto esta adaptación pero por lo menos ya sienten cierta tranquilidad en que la misma no haya caído en manos del tristemente célebre Uwe Boll.
Para mitigar la espera de la salida del film aquí les dejamos el tráiler de Man Legacy Collection.

¿Qué hay en tu cabeza Zombie? Dead Rising: Watchtower, la película.

Dead Rising Watchtower portada

Hay temas harto complicados de tratar, especialmente cuando estos se refieren a las películas que se basan en videojuegos. Como sabemos al momento de hacer este tipo de transposiciones los resultados suelen ser dispares, sin la necesidad de meternos en vericuetos semióticos, y muchos de ellos rondan entre la mediocridad o lo que se entiende por inclasificable. Es aquí donde surge la duda de cuál de estos rótulos es merecedor el film Dead Rising: Watchtower.
El juego que dio origen a lo que luego se convertiría en una saga apareció en la consola X-Box en el 2006. El game de la empresa Capcom que contaba como productor a Keiji Inafune (también ha participado en la saga Street Fighter, Megaman y Onimusha) se encuentra dentro del género llamado “survival horror”. A diferencia de las producciones de este estilo, en los que la saga Resident Evil y Silent Hill son los reyes indiscutidos, este título no se basa en una atmosfera asfixiante y tenebrosa sino que aborda la temática zombie desde un corte más humorístico. Cuenta la historia del fotoperiodista Frank West y de como este se encuentra en pleno brote de un ataque de “caminantes” en la ciudad norteamericana de Willamette, Colorado. En su huida Frank se hace paso hasta centro comercial y para sobrevivir dentro del mismo, también para poder rescatar a los sobrevivientes en él, deberá hacerse con lo que tenga a mano para crear armas para así acabar con la amenaza de los no muertos. El juego se centra en la idea de crear armamentos que nos permitan terminar con los enemigos de las formas más variadas y graciosas.

Lluvia de Franks

Lluvia de Franks

La película no relata la historia de nuestro querido Frank, pero al mismo lo podremos en diferentes segmentos de una entrevista desopilante, sino en la del periodista de un medio online llamado Chase Carter. Los hechos que vivirá nuestro protagonista se ubican entre los sucesos de Dead Rising 2 y el 3, en esta ocasión la trama se desarrola en la ciudad de Oregon. La misma encuentra en cuarentena gracias a un brote zombie y el gobierno ante la situación pone manos a la obra despachando un contingente de la organización FEZA (Autoridad Federal de Emergencia Zombie, en criollo) para controlar el virus. Por esas casualidades de la vida el joven reportero se encuentra con la historia de su vida, la vacuna distribuida a la población para que esta no se convierta en zombie luego de ser infectada deja de surtir efecto y el rebrote masivo de los no muertos se torna incontrolable.

Cuando todo se complica el presidente Palmer llega con la solución.

Cuando todo se complica el presidente Palmer llega con la solución.

Chase Carter se encontrara con un par de personajes en su camino que evitaran que la historia se vuelva demasiado lineal. Entre ellas se encuentra su amiga la camarógrafa Jordan (Keegan Connor Tracy), la madre traumada por su reciente perdida (Maggie,interpretada por Virginia Madsen) y el personaje que guarda un misterio (Crystal ,interpretada por Meghan Ory). El film posee un par de vueltas de tuercas de esos canónicos que permiten que el espectador se mantenga atento a la trama y esta se apoya, como siempre, en que los integrantes del gobierno poseen su propia agenda y que harán lo posible para sacar redito de la situación. Pero el problema no radica en lo anteriormente dicho ya que muchas películas de este género suelen ir a los lugares comunes, el inconveniente de este film se centra en quedarse en las medias tintas. Los problemas de esta producción, que en principio se distribuyó a través de la red, se evidencian en la falta de criterio al momento de hacer la adaptación ya que nunca se decidieron si la iban a dotar de ese excelente humor sumamente bizarro que lo hizo un éxito de ventas y críticas al juego o si iban a producir un film dentro de los lineamientos clásicos de los largometrajes de zombies. Es por ello que la película en varios momentos se arrastra más que un no muerto luego de ser “intervenido” por una sierra eléctrica y pierde su equilibrio en lo argumental.
Lo amantes del género de horror verán en este film un par de pasajes disfrutables pero reconocerán que en otras películas estos mismos han sido mucho mejor logrados. Para los amantes de la saga de videojuegos hay varios guiños fácilmente reconocibles que harán dibujarles una pequeña sonrisa en sus rostros pero se verán decepcionados, por lo menos en parte, por la falta de ese enfoque humorístico que tenían las producciones de Inafune. En síntesis, es una película entretenida y pasatista para aquellos que no exijan demasiado de ella. Pero aun así deja un cierto mal sabor de boca, como aquel que le queda a un zombie que “le entra” a un maniquí pensando que se iba a deleitar a un suculento ser humano.

Ficha técnica
Director: Zach Lipovsky-Guion: Tim Carter
Elenco: Jesse Metcalfe (Chase), Meghan Ory (Crystal), Virginia Madsen (Maggie), Keegan Connor Tracy (Jordan), Aleks Paunovic (Logan). Dennis “presidente Palmer” Haysbert (General Lyons) y Rob Riggle (Frank West).
Duración: 118 minutos

Puntuación Zombie